Conduce por los bosques de Grandvalira tu moto de nieve y disfruta de sus increíbles paisajes nevados sin cansarte apenas. Acelera y siente cómo se despierta tu adrenalina, o por el contrario, deslízate con calma y admira la belleza de todo lo que te rodea.

Vive esta experiencia tal y cómo te la pida tu cuerpo, pero ¡no te la pierdas!

 

Puedes reservar esta actividad en la recepción del hotel. Consúltanos y te informaremos.